Para nosotras, todas las profesoras de yoga que formamos parte del equipo de Elena Ferraris Yoga, es un auténtico placer anunciar que nuestra Directora ha dedicado unas palabras sobre el Yoga Terapéutico en la Revista Telva. Para todas aquellas que no hayáis podido leer el artículo en cuestión, os lo copiamos a continuación.

Elena Ferraris, Yoga Terapéutico

“Corrige la asimetría corporal que producen algunos deportes”

revista telva yoga terapeutico elena ferraris yoga articuloMis clases funden diferentes estilos que fluyen con la dinámica del grupo: tenemos clases de Hatha Yoga, Yoga dinámico (son clases más exigentes), yoga restaurativo (más suaves con más posturas pasivas), yoga prenatal, para mamás y bebés, niños, adolescentes, yoga en familia y ahora también estamos haciendo clases para deportistas, como los jugadores de golf que tienen muchos problemas porque este deporte es totalmente asimétrico. Con los ejercicios trabajamos esas asimetrías, que muchas veces producen lesiones.

¿Y sus principales beneficios?

Más flexibilidad y fuerza, se tonifica toda la musculatura y se estiliza la figura. Se ejercitan partes del cuerpo que no se trabajan en otras disciplinas, promoviendo la flexibilidad de la columna, el eje de nuestro cuerpo. Además, al incorporar la parte mental y emocional creando equilibrio y armonía, una práctica regular puede bajar los niveles de estrés y mantener la mente centrada y ágil.

 

¿A quién lo recomiendas?

El yoga es para todos, las posturas se adaptan a cualquier persona. Es particularmente beneficioso para los que pasan la mayor parte del día sentados delante del ordenador, ya que en esa postura forzamos la columna y puede dar pie a dolores de espalda. El yoga puede ayudar a aliviar las molestias y a devolver la simetría del cuerpo. También está muy indicado para personas con mucho estrés, que padecen ansiedad e insomnio, ya que con los ejercicios de respiración ayudamos a equilibrar el sistema nervioso y el sistema hormonal.

 

¿Y en tu caso personal?

Desde que empecé a practicarlo encontré un estado armonía y de conexión profunda que, además, ayudó mucho a llevar las presiones y exigencias del trabajo con menos estrés. Yo entonces trabajaba en el mundo de la publicidad y producción audiovisual, muy ajetreado. Después tuve dos hijos y el yoga me ha dado muchas herramientas para lidiar con los retos que conlleva la crianza de los hijos con una vida laboral plena. Comencé mi formación en el año 2000 y desde entonces no ha cesado: yoga prenatal, yoga postparto, y también me formé como doula, para acompañar mejor a las mujeres en el embarazo, parto y postparto. También me formé en mindfullenss y desde el centro colaboro con la Escuela Internacional de Yoga donde, a partir de enero 2017, impartiré un curso de especialización sobre Yoga para Mujeres en la Escuela internacional de Yoga.